¿Conoces los beneficios del yoga durante el embarazo?

Yoga para embarazadas

Mujer embarazada haciendo la posición de Loto

Durante el embarazo, hay muchos ejercicios que una mujer puede llevar a cabo para fortalecer su cuerpo y mantenerse en buena forma tanto física como mental. Uno de esos ejercicios es el Yoga dirigido a embarazadas, que ayuda a alcanzar un estado óptimo durante la gestación.

De hecho, un estudio realizado en el año 2005 en la India y publicado en la revista Journal of Alternative and Complementary Medicine, concluyó que las mujeres que regularmente practicaban yoga durante el embarazo eran menos propensas a tener un parto prematuro o a dar a luz a un bebé de bajo peso. Para el estudio, que se centró en 335 mujeres, un grupo de embarazadas practicaron una hora de yoga cada día y otro grupo caminó durante 30 minutos dos veces al día. Los resultados mostraron que el grupo que practicaba yoga tenía bebés con mejor peso al nacer y eran más propensos a llevar a sus bebés a término completo.

Veamos pues algunos de los beneficios que conlleva realizar yoga durante el embarazo:

1. Desarrollo del vigor y la fuerza

A medida que el bebé va creciendo dentro del útero, las madres necesitan más energía y fuerza para poder llevar el peso. Los ejercicios de yoga dirigidos a embarazadas están planteados para fortalecer las caderas, la espalda, los brazos y los hombros.

2. Mejora del equilibrio

El equilibrio de las mamis se ve desafiado continuamente conforme el feto crece. Con cada postura y cada respiración durante los ejericios de yoga, las madres son capaces de afinar su equilibrio físico y emocional.

3. Alivio de la tensión

A medida que el bebé aumenta de peso y crece, el estrés que siente la madre sobre la espalda baja, las caderas, el cuello y los hombros va creciendo de forma exponencial. Por ejemplo, las caderas se aprietan debido a la presión agregada del peso del bebé en nuestros vientres, y a medida que los pechos aumentan de tamaño, la parte superior de la espalda y el pecho tienen más tensión, junto al cuello y hombros. Todo ello se puede aliviar gracias a la práctica del yoga.

4. Mayor conexión con el bebé

Una práctica de yoga prenatal permite a las madres centrar la atención en lo que está sucediendo en su cuerpo. Mediante el trabajo con la respiración y haciendo cada postura, se vuelven más conscientes de lo que está sucediendo en su interior.

5. Práctica de la respiración

Esta es una buena herramienta para el trabajo durante las contracciones. Cuando las madres están respirando de forma consciente, la presión sanguínea y la frecuencia cardíaca están reguladas consiguiendo que las mamis estén en modo parasimpático (relajado). Porque si una mamá está calmada y relajada, el bebé también lo está.

¿Dónde se puede practicar yoga para embarazadas en Valencia?

En Ecomociones4D tenemos un acuerdo con el centro de yoga integral Dharma Dhyana y entregamos un vale por una sesión gratuita de yoga para embarazadas en cada Ecografía 4D que realizamos. Si quieres más información al respecto, puedes visitar su web www.dharmadhyana.com o visitarlos en calle Museo 1, bajo pta. 1 (junto a la plaza del Carmen).

Leave a reply

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies